4 Claves para la correcta limpieza de los pavimentos exteriores

Los pavimentos exteriores realmente reciben mucho tráfico a lo largo del tiempo. Aceptan todo tipo de climas diferentes, desde la lluvia hasta la nieve y el hielo, pasando por el calor y la humedad, y los desechos de la naturaleza, desde los excrementos de pájaros hasta las telas de araña, las agujas de pino, el polen y el polvo. Necesitan una buena limpieza después de todo eso.

La primavera es el momento perfecto para limpiar en profundidad los pavimentos exteriores. Antes de que has los preparativos de tu fiesta en primavera, haz que el piso luzca brillante y como nuevo. Comienza barriendo toda la suciedad y escombros y luego sigue estas sugerencias.


Use detergente

Para un pavimento exterior ligeramente sucio, simplemente lava con líquido para lavar platos mezclado con agua. Usa suficiente jabón para crear una espuma agradable. Después usa una escoba gruesa para limpiar el piso, luego enjuaga con agua regular y deja secar al aire.

No uses un cepillo de metal

Los cepillos de metal se romperán, dejando pequeñas partes en el suelo, las cuales causarán óxido. Una escoba de nailon funciona de maravilla y cubre mucho más terreno que un cepillo de limpieza regular. Enjuaga con agua y deja secar.


Usa una lavadora a presión

Una manera rápida y fácil de que tu pavimento exterior quede súper limpio es usando una lavadora a presión. ¡Y funciona muy bien para eliminar moho y hongos también!
Cuando uses una lavadora a presión, sigue las instrucciones. Siempre usa equipo de protección, incluidas gafas, botas y guantes. El agua es muy poderosa y nunca debe entrar en contacto con tu piel. Rocía de manera uniforme y constante a lo largo del pavimento hasta que desaparezca toda la suciedad.


Soluciones de limpieza natural

Muchas personas odian el olor al jabón o no les gusta usar productos químicos para limpiar, por lo que existen alternativas naturales y ecológicas para limpiar los pavimentos exteriores.

El vinagre es un fantástico agente de limpieza, por lo que no es de extrañar que sea el preferido de muchos. Mezcla partes iguales de vinagre blanco destilado y agua (agrega algunas pizcas de sal si necesitas eliminar las manchas). Rocía sobre la superficie, barre y enjuaga.
El bicarbonato de sodio es una buena alternativa de limpieza también. Su textura abrasiva le otorga un poder depurador natural para ayudar a eliminar la suciedad y la mugre. Mezcla media taza de bicarbonato de sodio con un galón de agua y barre. Si hay residuos de bicarbonato, rocía con vinagre para eliminarlos.