Cinco trucos para el mantenimiento de un pavimento exterior

Has instalado el pavimento en tu jardín y luce con brillo y un color hermoso. No como el de la vecina que lo ha instalado en la piscina hace un mes y ha perdido el brillo.
No quieres que tu pavimento exterior se estropee tan pronto, pero para ello has de tomar algunas precauciones. ¿Qué debo hacer para que el pavimento luzca siempre con ese color de los primeros días? ¿Qué mantenimiento requiere? En esta entrada vamos a darte cinco consejos para mantenerlo limpio y siempre brillante aunque vivas en un lugar con mucha lluvia o con mucho sol.


Hormigón resistente, pero el calor... Aunque es un material resistente necesita unos cuidados para que mantenga su color del primer día. Porque el sol y el calor son grandes enemigos del pavimento exterior.


Cinco trucos para el mantenimiento de un pavimento exterior


1. Primera limpieza
El primer lavado justo después de terminada la obra debe hacerse a fondo con agua y algún producto con pH superior a 7, para quitar las impurezas que hayan quedado.
2. Barrer todos los días
En el día a día no es necesario dedicarle mucho tiempo, basta con quitarle el polvo y la suciedad acumulada como hojas, piedras pequeñas, excrementos de animales. Una escoba y paciencia.
3.Un manguerazo
El agua le viene bien al hormigón. Hay que pasarle al pavimento una manguera para terminar de arrastrar los restos de suciedad que pudieran quedar: las grasas que se acumulan y los aceites.
4. Aplicar resina
El paso del tiempo, el calor, el frío, la lluvia acaban por arrancarle la capa de resina al pavimento que lo protege de las inclemencias del tiempo. ¿Qué resina es la idónea? En estos casos hay que seguir las recomendaciones del fabricante. Nos dará indicaciones del tipo de resina que conviene a nuestro suelo exterior.
5.¿Qué resinas son las indicadas para el pavimento?
Existen dos tipos de resina:

De base disolvente. Las resinas de base disolvente tienen una característica, aportan mucho brillo a las superficie, pero son inflamables y nocivas para el medio ambiente, así que no son muy recomendables Las resinas de base de agua son mucho más ecológicas aunque no consiguen dar el mismo brillo que las de base disolvente
Antes de aplicar la resina se debe limpiar la superficie de polvo y suciedad. Limpiar con agua. Y dejar que seque. La recomendación de los expertos es no aplicar la resina hasta que no transcurran dos años de la primera aplicación.

Los pavimentos exteriores son una opción ideal para mejorar el entorno de nuestra vivienda por su durabilidad, su resistencia, porque son económicos y porque luego de instalados su mantenimiento es sencillo y apenas nos llevará unos minutos limpiarlo y mantenerlo impecable.