Cual es la mejor época del año para poner un pavimento

Los pavimentos exteriores se conforman como una de las labores más importantes para elegir el suelo más propicio para cada una de las superficies. Sea en el ámbito industrial, residencial, urbano o hasta patrimonial. No obstante, hay ciertos factores que inciden en su desarrollo, como por ejemplo cuál es la época del año en donde es más correcto poner en marcha estos trabajos bajo la máxima calidad. Pues bien, en este sentido la mejor elección corresponde a los meses en donde las temperaturas ambientales no son extremas. Es decir, en los periodos de entretiempo (otoño y primavera) que son los más proclives para la instalación de los pavimentos exteriores.

 

Esto se debe a dos razones fundamentales que explican la aplicación de pavimentos continuos de hormigón. Por una parte, porque permite que los diferentes acabados puedan estar disponibles en menor espacio de tiempo. Hasta el punto que el proceso de instalación se realiza antes. Y por otra, porque algunos materiales suelen secarse mejor que con temperaturas muy altas o bajas en donde puede agrietarse. Desde otro perspectiva, también muy interesante para su instalación, no puede olvidare que en algunas clase de trabajos, como por ejemplo los de ámbito municipal, solo se dan licencias una sola vez al mes. Y como consecuencia de esta actuación, no habría más remedio que esperar unos meses hasta obtener la licencia de la obra.

 

Por otra parte, siempre es mejor escoger periodos en el año en los que no haya excesivos días festivos, puentes o fechas vacacionales que puedan interrumpirá estas tareas profesionales. Al igual que es un buen momento para requerir los servicios de los profesionales ya que tanto ellos como los almacenes y las propias empresas suelen cerrar por vacaciones. En este sentido, una de las peores elecciones es la que se comprendería entre el 15 de julio y 1 de septiembre.

 

También al desarrollarse la pavimentación al aire libre se llegaría a que las molestias fuesen menores para los agentes que participan en el proceso de la pavimentación de superficies. Tanto a nivel industrial, como particular o vinculada a obras municipales. Desde este escenario general, desde luego que a partir de marzo es un buen momento para realizar estos trabajos con el objetivo de acometer cualquier clase de proyectos. No en vano, hay una regla de oro en el sector que dice que hay que emprenderlas cuando hace buen tiempo. Además, esta climatología anima a renovar las superficies.